En suspenso reunión de Dominicana (Comunicado) — MUD

En suspenso reunión de Dominicana (Comunicado) — MUD

La oposición venezolana rechazó hoy asistir el próximo miércoles en República Dominicana a una reunión con el gobierno para dialogar sobre una salida a la crisis del país, si no se garantiza la presencia de los cancilleres de los países facilitadores de las conversaciones.

De acuerdo con información ofrecida por el Gobierno venezolano, el 28 de mayo de 2016 se llevó a cabo el primer encuentro con la coalición opositora en República Dominica con la presencia de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y representantes de Panamá y dominicanos.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, dijo este domingo que sí habrá diálogo con la oposición, pese a que el sábado la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) informó que las conversaciones con el gobierno estaban "en suspenso". Ambas partes protagonizaron otros acercamientos fallidos desde que emprendieron a finales de 2016, a instancias del Vaticano, un diálogo que fue suspendido entre acusaciones mutuas de incumplimientos.

El comunicado es tajante al señalar que "incorporarnos a esta nueva iniciativa de negociaciones con el Gobierno nacional está supeditada al acompañamiento de los cancilleres de México, Chile, Paraguay, Bolivia y Nicaragua; quienes serán garantes del cumplimiento de los acuerdos que se realicen".

Reiteramos al mundo que una mediación internacional es el camino más seguro para lograr condiciones electorales para las presidenciales de 2018 y un canal humanitario lo antes posible; e insistimos en solicitarles su apoyo en esta lucha diaria que seguiremos dando por lograr unas elecciones limpias, que se traduzcan en un cambio político democrático que signifique el retorno de Venezuela al camino del progreso y el futuro.

Otra de las demandas que tiene la oposición será la apertura de un canal humanitario que permita la entrada de alimentos y medicinas -de los que el país sufre escasez- así como la liberación de los más de 400 "presos políticos" que según organizaciones de derechos humanos hay en las cárceles del país. Además, de la restitución de los poderes del Parlamento.